El Coruñes.

Él sabía que en esa mesa descansaron otros vasos, vasos de encuentro y vasos de angustia. Tocando la superficie gastada y lisa de tanto roce se preguntó qué decisiones se tomaron, qué historias empezaron y cuántas terminaron en ese preciso lugar. Al ritmo frenético del charleston en una noche jazz, se cuestionó cuánto de lo que él era en ese momento, en ese bar, era de él y cuanto venía de la silla endeble frente a la mesa vieja, en el rincón oscuro, al lado de la hermosa barra del Coruñes. Pudo notar levantando la vista cada tanto, que cada una de las otras mesas con sus ocupantes agazapados sobre algún secreto, con los cuadros cercanos observando y con las sombras juguetonas, eran como una unidad coherente y combinada de colores, gestos e historias. Eran viñetas breves pero profundas. Se imaginó que quizás él también era parte de algo más, un invitado en un relato de otro, utilería que acompaña, un accesorio. El saxo subía cada vez más y ya no se podían escuchar conversaciones, ni botellas, ni risas. Todos los acordes y todas las melodías estaban empujando el volumen hacia arriba y apretando su pecho hacia atrás. Convencido de que el final era inminente, sabía que vendrían los aplausos y entonces la bocanada de aire, y la cuenta y el irse de allí para volver a ser él, dueño y protagonista. O al menos protagonista, o al menos él. Pero el final no llegó y su corazón que ya era un tambor a un ritmo desquiciado, se entregó a la penumbra que lo rodeaba, y a la mesa, e inevitablemente a su vaso. Sin más opción echó la cabeza hacia atrás y se fundió él también en una postal en la que aparecía pero no le pertenecía. El dueño del bar, que sin ver observaba todo desde la barra sonrió por primera vez al ver el gesto del hombre de la mesa tres y como un director de orquesta ordenó el fin de la música con un leve movimiento de su mano. Satisfecho y luego de anotar algo en un pedazo de papel, envío la cuenta al hombre como liberandolo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s