4_ Brenda

parte anterior: 3 _Otra luz

Lo miró de reojo cuando se acercó a su lado, las demás parecían no haberlo notado o quizá también, como ella, estaban manteniendo el porte de duelo tan innecesario como característico de su juego. Hacía mucho que ningún hombre se acercaba a su mesa, ella suponía que los rumores los habían mantenido a raya. Mejor así, pensó. Ya no estaban en edad, ninguna de ellas, para lidiar con ellos. Pero este muchacho estaba ahí, mirando, curioso.

Él se alejó con expresión confundida y ella lo siguió hasta la recepción con la mirada, todo en él desentonaba y sin embargo nadie parecía notarlo, caminaba con respeto, y extrañamente no transmitía miedo. Frunció el ceño y pensó que hacía tiempo que no veía a uno de ellos sin sentir temor. Debo estarme ablandando se dijo con un suspiro, y volvió la mirada a su juego, vendría su turno pronto y en ese momento sonreiría una vez más.

parte siguiente: 5 _Otra Sonrisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s